El día que me quieras

/El día que me quieras

El día que me quieras

El día que me quieras es una famosa canción originada en Nueva York con música compuesta por Carlos Gardel y letra de Alfredo Le Pera con arreglos musicales de Terig Tucci, grabada por primera vez el 19 de marzo de 1934 bajo el sello RCA Victor, en disco single de shellac a 78 RPM en el lado A, como tema de la película homónima, dirigida por John Reinhardt bajo el sello Paramount. En el lado B de aquel sencillo venía grabada la canción Volvió una Noche, tema que fue grabado el 19 de marzo de 1934, también con la letra de Alfredo Le Pera y compuesta por Carlos Gardel.

Se contabilizan unas 200 versiones de la obra.

El día que me quieras, de Amado Nervo en el Arquero Divino: 

La letra de Alfredo Le Pera es una paráfrasis del poema homónimo de Amado Nervo, incluido en su libro póstumo, “El arquero divino” (1919).

El día que me quieras de Amado Nervo, en «El arquero divino» (1915)

El día que me quieras tendrá más luz que junio;
la noche que me quieras será de plenilunio
con notas de Beethoven vibrando en cada rayo
sus inefables cosas
y habrá juntas más rosas
que en todo el mes de mayo

Las fuentes cristalinas
Irán por las laderas
Saltando cantarinas
El día que me quieras.

Carlos Gardel – El Día Que Me Quieras, escena completa:

El día que me quieras, letra del Tango: 

Acaricia mi ensueño
el suave murmullo de tu suspirar,
¡como ríe la vida
si tus ojos negros me quieren mirar!
Y si es mío el amparo
de tu risa leve que es como un cantar,
ella aquieta mi herida,
¡todo, todo se olvida..!

El día que me quieras
la rosa que engalana
se vestirá de fiesta
con su mejor color.
Al viento las campanas
dirán que ya eres mía
y locas las fontanas
me contarán tu amor.
La noche que me quieras
desde el azul del cielo,
las estrellas celosas
nos mirarán pasar
y un rayo misterioso
hará nido en tu pelo,
luciérnaga curiosa
que verá…¡que eres mi consuelo..!

Recitado:
El día que me quieras
no habrá más que armonías,
será clara la aurora
y alegre el manantial.
Traerá quieta la brisa
rumor de melodías
y nos darán las fuentes
su canto de cristal.
El día que me quieras
endulzará sus cuerdas
el pájaro cantor,
florecerá la vida,
no existirá el dolor…

La noche que me quieras
desde el azul del cielo,
las estrellas celosas
nos mirarán pasar
y un rayo misterioso
hará nido en tu pelo,
luciérnaga curiosa
que verá… ¡que eres mi consuelo!

Derechos de autor

«El día que me quieras» quedó en el dominio público el 1 de enero de 1965.

Carlos Gardel y Alfredo Le Pera fallecieron juntos en el famoso accidente de avión del 24 de junio de 1935 en Medellín, Colombia. De acuerdo con la ley argentina (artículo 5 de la Ley 11.723) las obras artísticas colectivas quedaban en el dominio público el 1 de enero del año siguiente, una vez cumplidos 30 años después de haberse producido la muerte de todos los autores. Una Ley posterior extendió el plazo por veinte años más por lo que el heredero universal de Carlos Gardel terminó de cobrar los derechos recién en el 2005: se trataba de Ramón Ortega, “Palito” a quien le fueran obsequiados por el compatriota del cantor, su amigo Irineo Leguisamo, quien la recibiera de los también uruguayos Francisco Canaro y José Razzano (quienes se la habían sacado a Defino, albacea de Gardel, quien se había atribuido la administración de los bienes y derechos sucesorios del cantor, representando a su madre.

By | 2016-10-19T11:06:02+00:00 sábado, 02 Ene 2016|Cultura Argentina|

About the Author:

Nacido en el año 72 en Buenos Aires, es Licenciado en Marketing de la Universidad C.A.E.C.E. de Buenos Aires y con Master en Dirección de Arte de CICE en Madrid. Productor, diseñador gráfico, diseñador editorial y webmaster. Desde 2005 trabaja en DIVERSIDAD VISUAL.

Coméntanos esta nota

Leave A Comment