/Buenos Aires, estrena iluminación inteligente

Buenos Aires, estrena iluminación inteligente

Dentro de pocos meses Buenos Aires será una de las ciudades mejor iluminadas de América latina. Sus calles, parques y plazas tendrán luces LED, una tecnología de punta, que no sólo permite un importante ahorro energético sino que también brinda mayor seguridad a los porteños, con una luz más potente que la de las lámparas de sodio.


La ciudad tiene unas 126.000 luminarias distribuidas en todo el espacio público; en su mayoría, lámparas de sodio de alta presión. Unas 52.700 de esas luminarias ya fueron reemplazadas por nuevas luces con tecnología LED, como parte del Plan de Reconversión del Alumbrado Público que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires viene llevando a cabo desde el año pasado.


 Durante los próximos meses continuará la implementación del plan, que prevé cambiar 91.000 lámparas; es decir, el 72 % de las luminarias públicas de la ciudad a luces LED.

Las lámparas que se están reemplazando son las de 400 watts, ubicadas en avenidas; las de 250 watts, ubicadas en calles; y las de los globos que están en plazas y parques. La luz blanca de la iluminación LED favorece el reconocimiento facial y la correcta percepción de los colores, no solo a simple vista, sino también en las cámaras de video vigilancia, lo que refuerza la prevención del delito.

La tecnología LED se sumó también al Sistema Inteligente de Tránsito. Como las ópticas son más visibles, los conductores pueden divisar el color del semáforo a mayor distancia; esto le otorga un tiempo mayor para realizar las maniobras.

Las LED se colocaron además en las ópticas de todos los cruces con semáforos peatonales de cuenta regresiva. Es decir, en 470 cruces.


El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Iluminación inteligente, tecnología LED, sus beneficios:

  • Genera un ahorro de energía superior al 50% en comparación con las tecnologías convencionales. El ahorro total de energía del sistema puede llegar hasta el 80%.
  • Mayor eficiencia debido a una mayor vida útil, un menor consumo, un bajo costo de mantenimiento y un mayor poder lumínico.
  • Contribuye a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Ofrece una luz potente y focalizada, a diferencia de los globos convencionales que emiten una luz más difusa.
  • Capacidad de control superior sobre la intensidad de la iluminación.
  • El LED en el alumbrado público ofrece una mejor visibilidad de los peatones y del tráfico, así como la reducción de la contaminación de luz.
  • Los controles inteligentes permiten al LED cambiar dinámicamente la iluminación y adaptarse a las condiciones del ambiente.
  • Pueden tener una vida útil de 100.000 horas o más, a diferencia de las 30.000 horas de las luminarias de sodio.
  • La tecnología LED en el alumbrado público reduce el costo de mantenimiento al menos en un 30 por ciento.
  • La vida útil de las Luminarias LED adjudicadas y de los drivers utilizados en el sistema sobrepasan las 100.000 horas, lo que equivale a más de 20 años.

Sistema de telegestión

El sistema permite controlar todas las luminarias LED telegestionadas de la ciudad desde un tablero de control centralizado, pudiendo regular la potencia de la luz y detectar las luminarias que no funcionan o que quedan prendidas durante el día. Esto hará que el ahorro sea mayor.

Uno de los mayores beneficios de la iluminación LED es la posibilidad de ser controlada en forma remota. La plataforma de telegestión permite monitorear cada punto de luz de la red de manera individual, para lograr un óptimo funcionamiento de cada luminaria y programar posibles reemplazos o futuras tareas de mantenimiento.

Esta tecnología posibilita la programación de encendido, apagado y atenuación de los niveles de iluminación adecuados según las necesidades específicas, lo que disminuye drásticamente el consumo de energía. Además, contribuye a evitar:

  • Puntos de luz o calles apagadas.
  • Lámparas apagadas o intermitentes en la noche.
  • Fallas eléctricas, cortos circuitos.

 

Además permite:

  • Encendido y apagado remoto para mantenimiento.
  • Ahorros importantes en mantenimiento: combustibles, tiempo de operadores, reparaciones, etc.
  • Las fallas en la red de alumbrado se detectan y corrigen muy rápidamente, todo se realiza en tiempo real inclusive en los casos en que el ciudadano llame para reportar la falla.
  • Medición remota de voltaje, corriente y potencia del circuito para verificar su correcto funcionamiento.

Adicionalmente a las ventajas mencionadas el dispositivo permite la dimerización del alumbrado. De esta manera es posible adecuar el nivel de iluminación en los horarios de menor flujo o tránsito vehicular y reducir así significativamente el consumo de energía en esas bandas horarias. Esta solución puede generar hasta un 70% de ahorro de energía.

Fotos: Andrés Pérez Moreno / MAyEP – Fuente: Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

By |2016-10-19T11:06:06+00:00miércoles, 27 May 2015|Ciudad de Buenos Aires, Turismo|

Comparte esta historia, elige tu plataforma!

About the Author:

Nacido en el año 72 en Buenos Aires, es Licenciado en Marketing de la Universidad C.A.E.C.E. de Buenos Aires y con Master en Dirección de Arte de CICE en Madrid. Productor, diseñador gráfico, diseñador editorial y webmaster. Desde 2005 trabaja en DIVERSIDAD VISUAL.

Coméntanos esta nota

Leave A Comment