/La Selección Argentina de Fútbol Gay ya trajo la copa, ganó los World OutGames

La Selección Argentina de Fútbol Gay ya trajo la copa, ganó los World OutGames

En 2007 nació la Selección Argentina de Futbolistas Gays (SAFG) para representar a nuestro país en torneos internacionales, levantando la bandera contra la discriminación. Su impulsor fue Cristian Pare, jugador nacido en Florencio Varela, que pasó por las inferiores de Estudiantes de La Plata. “El objetivo es que el homosexual que juega al fútbol se pueda integrar y lo tomen en serio. Yo jugaba fútbol 5 y los primeros que se sumaron fueron mis hermanos y mis amigos. La idea es incluir y sumar gente: acá no se le pregunta a nadie con quién duerme”, asegura. Y recalca: “Yo me integré fácil en todos los ámbitos por mi forma de ser, pero hay chicos a los que les cuesta lograr esa fortaleza y encontrar cómo encaminarse en la vida y tomarlo con naturalidad”.

Pare es el capitán y goleador de Los Toros, como se autodenominaron ellos, en la línea de Los Pumas y Las Leonas. Fueron campeones olímpicos en 2010 (en los Gay Games de Alemania) y ganaron dos Mundiales. El último (World OutGames) fue el año pasado en Miami, donde participaron dos combinados por cada país. Salieron campeones invictos, con 21 goles a favor, después de ganarles al Seattle Stonewall (3-0), al Sidney Rangers (3-0), a México (3-0), al San Francisco Spiders (¡8-0!), al London Titons (5-1), al London Stonewall Futbol Club (3-1) y nuevamente al Seattle Stonewall (1-0).

¿Cómo viviste la final?

Justo cumplíamos 10 años, así que fue todo un logro. Llevamos un equipo competitivo. Yo soy muy competitivo y si vamos allá, es a ganar, no a pasear. El gay es un liberal nato y es más de la joda. Es difícil que se comprometa; no le gusta tanto. Y yo soy distinto. Si me pongo a laburar, laburo. Me gusta trabajar con gente que trabaja en serio: si hay partido al otro día temprano, les pido que se duerman temprano, que descansen y que no tomen alcohol. Manejar un grupo se hace complicado: yo soy el malo de la película.

¿Tienen alguna cábala antes de salir a la cancha?

Sí, cantamos la parte final del himno, todos abrazados. Nos abrazamos en círculo y lo gritamos.

¿Cómo te sentís representando a la Argentina?

Es una sensación increíble. Somos la representación de una colectividad y lo llevamos con orgullo. Tener una vida como cualquiera, sin importar la condición, es lo más interesante de esto. Poder llegar a todos lados y que tus familiares y amigos te feliciten, que no te tomen para la chacota. Hay gente que no jugó nunca al futbol y se acerca por la causa, que cada vez se hace más grande. La idea es seguir sumando gente.

¿Te sentiste discriminado en clubs?

Jugué hasta los 15 años en Estudiantes de La Plata y era complicado. Lo manejás internamente, no podés charlarlo con nadie. Mi familia no me apoyaba.

¿Dónde ves instalado el machismo?

En las hinchadas. ¿Por qué se escudan tanto los jugadores? Porque no es fácil jugar si todo un estadio te está gritando “puto” o “culo roto”. Cuidan su vida sentimental. Y los clubes no hacen nada para bajar los decibeles. Los medios son una gran necesidad para cambiar esto. Diarios, revistas, redes sociales… Queremos que sea un tema más para hablar, algo natural. No cerrarse.

¿Qué le dirías a un jugador que no se anima a decir que es gay?

Es importante la contención. El hétero es prejuicioso, cree que porque uno es gay se le va a tirar encima y no es así, porque el hétero también es promiscuo. Hay que terminar con ese prejuicio. El mensaje es que si está preparado para salir y aguantarse la que venga, que lo diga. Y si no, que busque apoyo y se asocie a gente que lo pueda entender. Es una felicidad total ser uno mismo. No serlo te complica la vida. Nosotros no quemamos a nadie. Hay un jugador que volvió de Europa, capitán de un club de los grandes, que es un genio: fue y le dijo a sus compañeros “Esta es mi pareja”. Hay que tener espalda para eso. No lo hace un pibito de 14 años.

¿Cómo tomaste las declaraciones de Carlos Tevez, cuando dijo que mandaba a jugar a su hijo al potrero “para que no se le doble la muñeca”?

¡Yo jugué en potreros toda la vida y mirá! (risas). ¿Cómo creer que por jugar en potrero le va a salir “macho”? Hay jugadores que tienen neuronas chiquitas y es una lástima. Fue horrible lo que dijo, pero es lo que le sirve a la prensa para hablar durante semanas. Y los periodistas lo criticaron porque hay muchos que son gay también.

¿Cómo se llevan con Los Dogos, la otra selección argentina gay?

Somos River-Boca. Yo igual tengo la mejor onda porque he jugado con ellos, que están hace 20 años ya. No nos cruzamos en el Mundial de Miami porque perdieron la semifinal. Si no, la final hubiera sido Argentina contra Argentina. ¡Un lindo espectáculo!

En la SAFG también hay héteros, ¿cómo se integran?

Hoy casi tenemos más héteros que gays. Un 70/30. Yo creo que por algo están. Se sienten cómodos; ellos nos respetan y nosotros los respetamos a ellos. Ese es el mensaje que llevamos: si nosotros podemos aceptar a los héteros en el equipo, ¿por qué no puede ser al revés?

¿Cómo se preparan para los Gay Games de París en agosto?

Está heavy el tema, todavía no sabemos si vamos a viajar. Tenemos que conseguir patrocinio. Estamos organizando torneos y vendiendo rifas. Ahora la idea es hacer fiestas. Ahí va a ser más divertido y la gente se va a copar más.

A pulmón. La SAFG no tiene reconocimiento de la AFA. Los jugadores se solventan sus propios gastos, desde las camisetas y las pelotas hasta el alquiler de las canchas en Palermo para entrenar cada semana. En el equipo hay cerrajeros, kiosqueros, enfermeros, albañiles y colectiveros. Todos tienen trabajos en relación de dependencia y sacrifican sus vacaciones para viajar a los torneos. Para irse al Mundial de Miami de 2017 tuvieron que pagar 35.000 pesos cada uno, entre pasajes, estadía y traslados. Recibieron apoyo de la Secretaría de Deportes y sólo los ayudó Joma, una marca de indumentaria que les deja la ropa al 50% de descuento.

“Lo nuestro es a pulmón y sale todo de nuestros bolsillos. Sabemos que no les generamos millones de pesos a las empresas, pero somos conscientes de dónde estamos parados y somos súper ubicados”, destaca Ezequiel Testardini, jugador desde 2010 y parte de la comisión directiva desde 2012. Su función es la de tesorero. “Llevo ocho años jugando acá y sigo eligiendo esto. Vivo en Pergamino y dos días a la semana vengo a Buenos Aires y se los dedico a la SAFG. Acá se formó un gran grupo de amigos”, remarca.

“La primera vez que vine a jugar con ellos no me habían dicho que eran la selección gay –agrega–. El morbo y los prejuicios quedaron totalmente de lado. Eran lo opuesto a lo que uno podía llegar a pensar: que son unas locas bárbaras, que no saben nada de fútbol, que va a ser incómodo cambiarte en el vestuario y bañarte con ellos… ¡Y nada que ver!” ¿Hubo acercamientos con la AFA?

Tuvimos una reunión importantísima con Julio Grondona en 2014, cuando estábamos por ir a jugar a Cleveland, el día antes de que falleciera. Nos dijo “ustedes son parte de AFA” y nos dio ropa y equipamiento. Después, se pinchó todo. Nos dijeron que Chiqui Tapia era muy abierto con estas cuestiones, pero todavía no pasó nada. AFA maneja mucho dinero y nosotros no es que necesitamos 2 o 3 millones de dólares. Hoy, si no tenemos alguna ayuda, no vamos a poder viajar a los Gay Games de París.

¿Y cómo tomás las cargadas?

Nos reímos, estamos más allá. Ya no nos afecta eso. La gente sabe lo que transmitimos y nos respeta. No somos un grupo de “mariconas” tratando de jugar al fútbol. Tevez tendría que venir a jugar con nosotros para que le pateemos un poco los tobillos y sepa lo que es jugar con gays (se ríe). Seguro que hasta el hijo le reprochó la declaración.

¿Qué significa la última copa?

En lo deportivo no hay una cosa más grande que eso. Durante la final llovía torrencialmente y, cuando sonó el silbato en el minuto 90, se me vino a la cabeza el primer día que llegué a la SAFG, todos los chicos que pasaron por el plantel, los entrenamientos, la organización del viaje, ¡todo!

¿Cómo se vive el clima adentro del vestuario?

Hay mucha cumbia. La gente se imagina a todos empastillados, bailando marcha y escuchando Madonna… y no. ¡Cumbia argentina a full!

¿Desde qué lado se puede combatir al machismo en el fútbol?

El trabajo de la SAFG es el de educar a la gente, algo que tiene que partir desde el jardín de infantes para que los chicos mismos descubran su sexualidad, porque hay personas que viven una mentira durante 50 años. Vamos a pensar más libres así, a sentirnos mejor. Nosotros aportamos nuestro granito de arena.

Defender la camiseta. Leonardo Gómez vive en Moreno, trabaja como colectivero de la línea 166 y es el director técnico del equipo. Entró como jugador en 2016, año en el que salieron segundos en un torneo disputado en Uruguay, y en 2017 se retiró por una operación en la pierna. Enseguida le ofrecieron el cargo de entrenador. Lo aceptó con orgullo.

“Trato de que se diviertan y de que sean competitivos. Los tengo cagando, pero me dan bola”, asegura Leonardo. ¿Referentes? “Me encanta cómo dirige Marcelo Gallardo. Y el estilo del Flaco Menotti. Me gusta que los muchachos presionen y que vayan siempre a buscar el partido. Nuestro fuerte es el mediocampo y la delantera”.

Y, sobre el mensaje de la Selección, admite: “Defendemos la camiseta argentina y es un honor. Muchos me dicen ‘Eh, dirigís a los putos’ y yo me lo tomo en joda. Al principio tenía vergüenza, pero después lo acepté, ¡y ahora todos nos felicitan por los logros de los últimos años!”.

Argentina: Sede de los Juegos Plímpicos LGBT 2020

Buenos Aires será sede de los Juegos Olímpicos LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales) de 2020, así como en 2007 se hizo el Mundial de Fútbol Gay respaldado por la IGLFA (International Gay & Lesbian Football Association). México, Perú, Colombia, Brasil, Chile, Uruguay, Estados Unidos, Dinamarca y Australia ya se anotaron. “Somos un país súper avanzado en legislación LGBT y tolerante de las diversidades, aunque todavía falta mucho camino por recorrer para conseguir la igualdad real de todos”, asegura Juan Pablo Morino, co-presidente del comité organizador. “Es un ejemplo para el mundo. Los atletas que nos visiten de países sin derechos LGBT podrán ser libres al menos unas semanas, no tendrán que ocultar sus sentimientos, sus maneras y sus gustos.”


Fuente: CLARÍN

By | 2018-05-20T12:44:07+00:00 domingo, 20 May 2018|Novedades del país|

About the Author:

Nacido en el año 72 en Buenos Aires, es Licenciado en Marketing de la Universidad C.A.E.C.E. de Buenos Aires y con Master en Dirección de Arte de CICE en Madrid. Productor, diseñador gráfico, diseñador editorial y webmaster. Desde 2005 trabaja en DIVERSIDAD VISUAL.

Coméntanos esta nota

Leave A Comment