Por Bruno Sabella

Nuestro país tiene muchas historias de inmigrantes. Una de las más interesantes y sorprendentes se encuentra en la provincia de Chubut, en un pequeño pueblo llamado Gaimán, el cual se encuentra a unos 37 kilómetros de Rawson, la capital de la provincia.

Un poco de historia

A pesar de ser un pueblo típicamente de origen gales, estas tierras antiguamente fueron habitadas por los tehuelches, de donde deriva el nombre “Gaimán”, que significa “piedra de afilar” el tehuelche.

El 28 de julio de 1865 llegó a las costas de Chubut un barco llamado “Mimosa”, el cual traía a los primeros pobladores galeses a la Patagonia. El mismo procedía del puerto inglés de Liverpool, en el que se trasladaban 153 colonos galeses. La llegada fue al Golfo Nuevo, en cercanías a la actual ciudad de Puerto Madryn. Debido a la falta de agua, los pobladores decidieron trasladarse hacia el valle inferior del Rio Chubut, dando origen al centro de la colonización galesa en la Patagonia.

Gaimán es famoso por sus casas de té, las cuales representan un gran atractivo turístico a nivel histórico tanto a nivel nacional, como internacional. Las mismas están ligadas a los primeros colonos galeses de la zona y son un fiel testimonio de la inmigración galesa en esta parte de Argentina. Visitar una casa de té gales es adentrarse en un mundo que nos transporta a lo más profundo de esta cultura, en ellas podemos disfrutar no solamente las exquisiteces regionales, sino también sentir la cálida bienvenida de los descendientes de los galeses, que mantienen sus tradiciones más vivas que nunca. Una visita a Gaimán no está completa sin merendar en alguna de ellas. La más famosa es Ty Te Caerdydd, por haber recibido a Lady Di en 1995. Aquí se conserva el espacio y utensilios utilizados por la fallecida princesa de Gales, que dan testimonio a su visita.

Una propuesta interesante también resulta transitar el “llamado camino de los galeses”, el cual es un circuito turístico que pone en valor justamente el legado de los galeses en la provincia de Chubut. Es un trayecto de aproximadamente unos 40 kilómetros en el valle, el cual permite que podamos apreciar las antiguas capillas galesas, así como también poder visitar algunas de las chacras donde se fabrican diversos productos regionales, como mermeladas, dulces, quesos, entre otros. Pode transitar la belleza natural de este hermoso valle, así como también experimentar en primera persona las tradiciones típicas de los galeses, es una experiencia muy enriquecedora y valiosa que ningún viajero debería perderse.

Visitar Gaimán nos propone conocer más acerca de nuestro país y la historia de sus primeros colonos, es un viaje que nos transporta casi 200 años atrás, donde un pequeño grupo de hombres y mujeres llegó para poder empezar una nueva vida en la Patagonia, una vasta tierra no solamente llena de bellezas naturales, sino también repleta de historias con mucho valor para nuestro país.

¿Cómo llegar?

Es posible llegar a Gaimán desde la ciudad de Trelew a través de la ruta provincial 25. El trayecto es de unos 17 kilómetros.


Nota por: Bruno Sabella – Fotografías: Municipalidad de Gaimán – foto portada Cristina Vettorello