Por Bruno Sabella

A tan solo 300 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires se encuentra una de las ciudades más importantes de nuestro país, Rosario. Si bien no es la capital de la provincia de Santa Fe, es un gran centro económico y comercial. Rosario también se encuentra en un gran momento para el desarrollo del turismo, ya que la ciudad cuenta con muchas propuestas para todos los gustos. Esto hace que sea una gran opción a la hora de elegirla para un viaje o una pequeña escapada.

La ciudad es conocida por tener unos de los símbolos más importantes de Argentina, el Monumento a la Bandera, el cual constituye la imagen icónica de Rosario. Se encuentra en el sitio donde el General Manuel Belgrano izó por primera vez la bandera nacional, el 27 de febrero de 1812. Erigido como el primer ensayo en Latinoamérica del renacimiento de la arquitectura monumental, el Monumento comenzó a construirse en 1943 y fue inaugurado el 20 de junio de 1957.

El gran atractivo natural de la ciudad, el Río Paraná, es una de las atracciones turísticas más importantes que Rosario ofrece al visitante. El nombre “Paraná” deriva de la lengua tupi-guaraní y significa “como el mar”, es decir tan grande como el mar. El río hace honor a su nombre, ya que navegar por sus aguas da la sensación de navegar un extenso mar, principalmente por lo ancho que es en muchos de sus tramos.

El río tiene un papel clave para los rosarinos, ya que en el mismo se desarrolla un gran movimiento comercial gracias al puerto de la ciudad, lo que convierte a Rosario en un importante centro económico del país. Recordemos que el río Paraná con sus 4.880 kilómetros de extensión, es el segundo río más largo en Sudamérica después del Amazonas, el mismo atraviesa parte de Brasil, Paraguay y Argentina, donde desemboca en el Océano Atlántico.

El río Paraná constituye el lugar elegido de los locales a la hora de disfrutar de su amplia costanera y de las playas a la vera del río. Es posible recorrerlo en el “Barco Ciudad de Rosario 1°”, el cual hace su recorrido los días sábados, domingos y feriados. Son dos horas de navegación por las costas del Alto Delta del Paraná, donde es posible conocer particularidades de estas islas, historias, viviendas, formas de vida y hermosos lugares y paisajes. También durante el recorrido se observa la majestuosidad del imponente puente “Rosario-Victoria”, un símbolo de estas dos ciudades, que han sido unidas por este moderno puente. Visitar Rosario y navegar el río Paraná es una experiencia muy placentera, especialmente en los meses de primavera y verano.

¿Cómo llegar?

La ciudad de Rosario se encuentra conectada con la ciudad de Buenos Aires a través de la ruta nacional 9.


Nota por Bruno Sabella – Foto aérea: Sergio Aguirre – Foto Monumento: Vemac – Foto Veleros: Pablo Flores