La larga espera llegará a su fin el próximo lunes 3 de junio, cuando, finalmente, la línea E estrene tres nuevas estaciones y llegue a Retiro. Con la inauguración de las paradas Correo Central, Catalinas y Retiro el ramal sumará dos kilómetros de trayecto y mejorará la conexión con otros medios de transporte, sobre todo para aquellos usuarios que se movilizan desde el sur de la ciudad hacia el centro. Serán unos 32 minutos de recorrido entre las cabeceras Plaza de los Virreyes y Retiro.

La obra permitirá incorporar 63.000 pasajeros nuevos (a los 90.000 que habitualmente utilizan este ramal), según las estimaciones del gobierno, y hacer trasbordos con las líneas B y C, los ferrocarriles Mitre, San Martín y Belgrano, la Terminal Buquebus y 30 líneas que circulan por el Metrobus.

Ayer, en una recorrida por la estación Correo Central, Horacio Rodríguez Larreta agradeció a las tres artistas mujeres (Marcela Cabutti, Gachi Hasper y Marta Minujín) que intervinieron las nuevas paradas.

Con las tres nuevas estaciones se colocaron 4700 metros de vía sobre balasto en el tramo Bolívar-Retiro. Con esta extensión, desde Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) aseguraron que se mejorará la frecuencia entre trenes de la línea, cuya frecuencia actual es de cinco minutos. Para los primeros días de junio se espera que la frecuencia sea de 4 minutos y medio, y para finales de 2019 de 3 minutos y medio.

En el marco de estas obras, se construyó el taller Lacarra, fundamental para la operación de la línea y el mantenimiento de la flota. Además, se incorporaron 24 coches General Electric (seis formaciones) y 59 FIAT (14 formaciones) renovados, y se cambiaron los 20 kilómetros de vías de toda la línea. Esta última obra se realizó durante la noche para evitar cortes en el servicio.

La línea E es una de las más postergadas. Para llevar adelante la extensión de estos dos kilómetros transcurrió poco más de una década. Y suele ser objeto de críticas de los usuarios frecuentes, que se quejan por demoras y suspensiones en el servicio.

La estación Correo Central se encuentra en la intersección de las avenidas Leandro N. Alem y Corrientes. Estará equipada con cuatro ascensores, nueve escaleras mecánicas y dos locales comerciales. Desde aquí se podrá combinar con la parada Alem de la línea B.

Por su parte, en Catalinas se podrá hacer trasbordo con el Metrobus del Bajo y la Terminal Buquebus. Esta estación contará con dos ascensores, seis escaleras mecánicas y cuatro locales comerciales. Está ubicada en avenida Leandro N. Alem y Córdoba.

Retiro, en cambio, se sitúa en avenida del Libertador entre Juncal y Esmeralda y tendrá dos ascensores, diez escaleras mecánicas y cinco locales comerciales. Esta estación permite la conexión con la estación homónima de la Línea C y con los ferrocarriles Belgrano Norte, San Martín y Mitre. Por otro lado, habrá un ascensor más para la combinación de la Línea E con la B y la estación Retiro que combinará de forma directa con la Línea C y la estación de trenes.

El ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia, dijo que “con estas tres estaciones van a ser siete que se habrán inaugurado en los últimos cuatro años [entre todos los ramales]”, y detalló: “De esta forma vamos a llegar a 1.400.000 pasajeros por día, casi 500.000 más de los que usaban el subte en 2012”.