Un informe del Consejo Mundial de Energía Eólica (GWEC), reveló que en América del Norte, Central y del Sur se instalaron 11,9 GW de potencia eólica en 2018, lo que supone un incremento del 12% respecto al año pasado. De este modo, Argentina está en el quinto lugar, mientras que Brasil en el primero.

Es así como el continente americano representa alrededor del 25% del total de la nueva capacidad global instalada en 2018. Los principales países de la región son: Estados Unidos, Brasil, México, Canadá y la Argentina.

Brasil instaló 2 GW de capacidad adicional durante 2018. Por su parte, México instaló casi 1 GW de nueva capacidad y ahora en total tiene 5 GW. Lo interesante de este país es que espera alcanzar su objetivo de generar el 35% de su capacidad energética a través de energías renovables antes de 2024.

Argentina, por su parte, ocupó el quinto lugar instalando 0,494 GW en 2018. Karin Ohlenforst, directora de Inteligencia de Mercado de GWEC, dijo: “El crecimiento de la capacidad en América del Sur en particular demuestra la competitividad de la energía eólica en los mercados de subastas”. De acuerdo con GWEC, el fuerte crecimiento de la generación de energía eólica está haciendo una contribución clave para ayudar a los países a cumplir sus compromisos internacionales en materia de clima y satisfacer al mismo tiempo la creciente demanda de energía.

En Argentina, existen siete parques eólicos en funcionamiento en la actualidad.

En Argentina, ya existen siete parques eólicos en funcionamiento. El último parque en entrar en operaciones, en diciembre, fue Villa longa 1, de 50 MW, el cual pertenece a Genneia y se encuentra en Bahía Blanca. Días antes, la misma firma inauguró Chubut Norte 1, de 28,35 MW, ubicado en Puerto Madryn.

Los otros proyectos en funcionamiento son: Garayalde, de 24,15 MW; La Castellana, de 99 MW de Central Puerto; el de Pampa Energía, Corti, de 100 MW; Achiras, de 48 MW, ubicado en Córdoba; el Parque Eólico Madryn 1, de 70 MW de potencia; y el Parque Eólico de Rawson 111, de24MW.