La plaza donde se instaló el monumento a Cristóbal Colón , el Paseo de la Costanera, abrió su espacio y desde allí, la figura emplazada frente al río podrá recibir visitas. De esta manera, se traza el final de una polémica que empezó hace seis años cuando la entonces presidenta de la Nación, Cristina Kirchner, decidió sacar la escultura y sustituirla por la escultura de Juana Azurduy, aunque aún despierta algunas rispideces.

La escultura de 623 toneladas se colocó en el centro del espacio verde con forma de barco y sobre la forma de una estrella de los vientos que se esculpió en el suelo. Allí, se colocarán foodtrucks o se llevará adelante algún proyecto gastronómico.

El monumento de Cristobal Colón es obra del escultor Arnaldo Zocchi, quien inició la escultura en Italia y finalizó en Argentina. Finalmente, se inauguró en 1921 y se colocó en la Casa Rosada. El monumento fue donado por parte de la comunidad italiana y fue declarado patrimonio histórico y cultural de la Ciudad.

En 2013, el Gobierno quiso trasladarlo a Mar del Plata para instalar una escultura de Juana Azurduy en su lugar, pero distintas asociaciones de la sociedad civil se opusieron a la medida. principalmente porque consideraban que el patrimonio “fue donado por la colectividad italiana para que este en ese lugar específicamente y no es sólo su pieza material, sino el sitio que ocupaba”, según contaron a este diario fuentes que defendieron el reclamo de esas asociaciones, que además consideraron que “en las cercanías del aeropuerto y junto al río, la escultura se deteriorará”. Finalmente, se acordó con la Ciudad de Buenos Aires que se desplazaría hasta la costanera, frente a Aeroparque.

El objetivo de abrir esa plaza no es azaroso. Está pensando para que el foco de la Ciudad esté puesto sobre la vista al rio. De hecho, la obra tiene emplazados sectores cuyas terminaciones se asemejan a “un muelle que simula un bote y balconea al río, con revestimiento de madera y barandas de hierro”, explicaron en el Ministerio de Transporte de la Nación.

La apertura de la plaza donde se encuentra el monumento de Colón generó distintas apreciaciones entre los vecinos que recorren la zona. Por ejemplo, Rodolfo Villavicencio de 36 años, es de Tucumán, pero vivió por tres años en la Cuidad. Mientras le muestra a sus tres acompañantes el lugar antes de embarcar a un vuelo a Bariloche, les explica que se encuentran frente “al monumento de la discordia”.

“Para mí, tiene un valor simbólico por la vista al río y me remite al descubrimiento de América”, opinó. En tanto, destacó que si bien ahora perdió toda la vista porque la zona está en obra desde hace un tiempo, “espera que se abra pronto”.

Por su parte, Daniel López, un taxista de 64 años que trabaja a diario por la zona dijo que le gustaba de qué forma se levantó la obra y encontrar allí la figura de Colón, que ahora mira al río: “me parece bárbaro”, señaló. Sin embargo, una compañera suya, Soraya Méndez, que también maneja un taxi en esa zona consideró que “Cristóbal Colón porque no es ningún prócer. Vino a esclavizar” y, en este sentido, fue contundente con su descontento: “Hay cosas más importantes que poner un monumento que para mí no vale nada”.

La obra

Esta obra es la primera etapa de los trabajos que se proyectan realizar en el Paseo de la Costanera, en Aeroparque. Quedan pendientes cuatro hectáreas que esperan finalizar a en los próximos meses. Además, continuará la construcción de un estacionamiento subterráneo, que se espera que termine en abril del próximo año.

“El objetivo es resolver los problemas operativos del aeropuerto y terminar con los cuellos de botella que se generan en la zona, con lo que primero se buscará correr la costanera para mejorar las vialidades en el aeropuerto”, le explicó Patricio Di Stefano, presidente del ORSNA . De esta manera, la avenida Costanera mantendrá los dos carriles norte-sur y los cuatro sur-norte, pero se correrá hacia el lado del río. Así, se ampliará la vereda de Aeroparque, en el área donde las personas esperan a los taxis y otros pasajeros ingresan y salen del aeropuerto.