Queda en el cerro La Torta, en Esquel. El fenómeno se produce sólo una vez al año, en enero, y hay apenas 20 días para visitarlo.

El efímero pero impresionante túnel de hielo del cerro La Torta, en la ciudad de Esquel (Chubut), se terminó de formar el pasado fin de semana y sólo puede visitarse hasta mediados de febrero.

Este fenómeno natural que atrae miles de turistas puede contemplarse sólo una vez al año, durante el verano, y durante un corto tiempo hasta que el calor los derrita (dura unos 20 días aproximadamente).

Todos los años Esquel espera que se formen los tubos de más de 100 metros de longuitud, a 50 Km de la ciudad, desde donde parten las excursiones organizadas para que turistas puedan vivir la experiencia de caminar en el interior del hielo.

“Estos túneles de hielo son de origen natural, que por las condiciones climáticas y geográficas de la región, permiten acumular nieve durante el año. La misma, por estar al reparo del sol, produce un descongelamiento inverso de adentro hacia fuera, formando conductos de hielo situados a una altura de 1900 metros sobre el nivel del mar”, explicaron desde la secretaría de Turismo de Esquel.

La excursión

Para visitar esta maravilla natural hay que contratar una excursión que combina 4×4 y trekking en agencias de turismo locales.

Desde Esquel hay que trasladarse unos 50 kilómetros hasta llegar al camino que asciende al cerro La Torta. Después de una travesía en 4×4 por un espléndido bosque de tengas y un sendero que se cruza haciendo trekking durante una hora, se llega casi hasta la cumbre.

Luego del trekking se arriba al pie de una cascada, donde se encuentra la puerta a los corredores de hielo. Dadas las condiciones climáticas y geográficas de la zona, se acumula nieve que es prácticamente eterna. Por estar ubicada al reparo del sol, la nieve se descongela de adentro hacia afuera, lo que permite la formación de túneles.

El paseo ofrece además vistas panorámicas del Parque Nacional Los Alerces y avistaje de cóndores.


Fuente: El Cronista