/Con Yaganes y Namuncurá, Argentina triplica la superficie de Áreas Marinas Protegidas

Con Yaganes y Namuncurá, Argentina triplica la superficie de Áreas Marinas Protegidas

La Fundación Vida Silvestre Argentina festejó la sanción de la Ley que crea dos áreas marinas protegidas al norte de la península antártica argentina y el sur de las islas de Tierra del Fuego y de los Estados. “Estas nuevas áreas marinas protegidas nos encaminan hacia un manejo eficiente para cuidar el mar y los recursos marinos de todos los argentinos”.

Los albatros de ceja negra y los lobos finos sudamericanos se pueden sentir más protegidos precisamente en los espacios donde habitan estas especies vulnerables amenazadas. Se trata de “Yaganes” y “Namuncurá-Banco Burdwood II”, que aseguran un incremento de la superficie marina protegida a más de 9,5% y acercan al país a cumplir con la meta internacional del 10% para 2020 fijada por la Convención sobre la Diversidad Biológica.

“Hoy conseguimos triplicar esta protección en base a un trabajo conjunto con muchas organizaciones de la sociedad civil, agrupadas en el Foro para la Conservación del mar Patagónico. Es un día histórico para nuestro mar y nuestros recursos naturales”, valoraron desde La Fundación Vida Silvestre Argentina.

La sanción de esta nueva Ley, que crea dos áreas marinas protegidas al norte de la península antártica argentina y el sur de las islas de Tierra del Fuego y de los Estados, contribuyen al uso sustentable de los recursos marinos y al fortalecimiento de la soberanía nacional. Previo a la sanción de esta ley solo el 2,6% del Mar Argentino estaba protegido, pero partir de ahora y en un día histórico para el país, estos valores se triplican con una nueva superficie protegida que alcanza los 84.000 km2, alcanzando a proteger el 7,8% de la superficie marina. De esta manera, la creación de Yaganes y Burdwood II contribuye con la conservación de la biodiversidad marina y con el ordenamiento espacial, y colabora con la gestión de los recursos marinos y la adaptación del ecosistema oceánico al cambio climático.

En este sentido Manuel Jaramillo, Director General de Fundación Vida Silvestre Argentina, comentó que “incrementar este porcentaje en forma significativa redunda en beneficios ambientales, económicos y sociales, y refuerza la intención de cumplir con los compromisos internacionales del país, como el asumido en la Convención sobre Diversidad Biológica, que estableció que al menos el 10% de las superficies marinas de todos los países deberá estar protegido para el 2020”.

El Mar Argentino tiene una superficie cercana al millón y medio de kilómetros cuadrados, es por eso que en vías de cumplir con el compromiso asumido para el 2020 de incrementar su protección, diversos proyectos que involucraban la creación de nuevas áreas marinas protegidas en mar abierto se estaban debatiendo desde el 2013, de manera integrada y con otras organizaciones. Las Áreas Marinas Protegidas (AMP) son una herramienta efectiva para la conservación de la diversidad de especies, ambientes y procesos ecológicos. Pueden aportar además beneficios para la pesca y otras formas de uso de las especies y los ambientes naturales, como las actividades deportivas y recreativas. Existen además diferentes modelos de AMP que varían en las restricciones aplicadas para el desarrollo de actividades humanas, desde reservas estrictas hasta áreas de usos múltiples.

“En Vida Silvestre fuimos participes de la creación del Área Marina Protegida Namuncurá / Banco Burdwood en 2013 apoyados en la campaña de La Hora del Planeta, y logramos que nuestro mar aumentara su protección a un 2.6%. Hoy conseguimos triplicar esta protección en base a un trabajo conjunto con muchas organizaciones de la sociedad civil, agrupadas en el Foro para la Conservación del mar Patagónico. Es un día histórico para nuestro mar y nuestros recursos naturales”, expresó Jaramillo.

El Área Marina Protegida, Yaganes tendría proyectada una zonificación tridimensional: el fondo marino constituirá una Reserva Nacional Marina Estricta. La columna de agua cercana a Tierra del Fuego será una Reserva Nacional Marina de usos múltiples, dónde se permitiría el aprovechamiento sustentable de sus recursos (como la pesca). Un amplio sector más alejado de la costa tiene su columna de agua zonificada como Parque Nacional Marino.

Y la Namuncurá – Banco Burdwood II formaría un polígono dividido en dos sectores: al oeste, en el sector proyectado como Reserva Nacional Marina, se contempla el uso sostenible, conforme lo disponga el Plan de Manejo. Al este, el sector propuesto como Reserva Nacional Marina Estricta.

Estas nuevas áreas marinas protegidas nos encaminan hacia un manejo eficiente para cuidar el mar y los recursos marinos de todos los argentinos.

By |2019-01-02T10:05:11-03:00miércoles, 02 Ene 2019|Novedades del país|

About the Author:

Nacido en el año 72 en Buenos Aires, es Licenciado en Marketing de la Universidad C.A.E.C.E. de Buenos Aires y con Master en Dirección de Arte de CICE en Madrid. Productor, diseñador gráfico, diseñador editorial y webmaster. Desde 2005 trabaja en DIVERSIDAD VISUAL.

Coméntanos esta nota

Leave A Comment